Mon site Web
Application officielle 'El Tiempo de AEMET' (Android et iOS)
Contacter
Plan du site
Suivez-nous sur Facebook
Suivez-nous sur Twitter
AEMET blog.es
Suivez-nous sur YouTube
RSS
AccueilNouvellesDetalle

Conmemoración del 30 aniversario del Protocolo de Montreal

15/09/2017 - Este año se celebra el 30 aniversario del Protocolo de Montreal, el acuerdo internacional que ha llevado a la eliminación de más del 99% de las sustancias químicas que destruyen el ozono y ha contribuido significativamente a la mitigación del cambio climático. Gracias al cumplimiento del Protocolo de Montreal la capa de ozono está mostrando incipientes signos de recuperación y se espera que a mediados de este siglo se pueda evidenciar dicha recuperación.

La conmemoración de los 30 años de la firma del Protocolo de Montreal, considerado un ejemplo excepcional de cooperación internacional, reconoce los grandes avances conseguidos y nos obliga a recordar el arduo trabajo previo de los científicos que, gracias a su tenacidad, pudieron concienciar a los gobiernos y con ello lograr su consecución.

El Protocolo de Montreal, de 1987, creado para eliminar la emisión de sustancias que agotan la capa de ozono (SAO) y así recuperarla, ha logrado reducir satisfactoriamente la producción, el consumo y las emisiones mundiales de dichas sustancias, que, junto con el dióxido de carbono, son los gases principales que contribuyen a una evolución climática artificial.

"TODOS SOMOS HÉROES POR EL OZONO"

El lema de este aniversario "todos somos héroes por el ozono" recuerda que desde el principio, este protocolo fue fruto de un movimiento ecológico a nivel mundial en donde las economías desarrolladas buscaban alternativas y el Protocolo establecía un sistema para que paulatinamente esas alternativas pudieran penetrar también en países en vías de desarrollo.

Podríamos citar como héroes a la sociedad en general con su demanda de cambios en los productos que se utilizan, la comunidad científica que observa cada vez con más precisión los fenómenos atmosféricos, la industria que innova, transforma, y propicia un desarrollo sostenible, los gobiernos que se comprometen a cumplir y hacer cumplir lo pactado y las ONG, que apremian a los gobiernos a unas actuaciones eficaces y rápidas,

Todos héroes al cuidado de la vida en el planeta por haber posibilitado que podamos hablar del cierre de ese agujero que nos amenazaba hace 30 años.

HISTORIA Y LOGROS DEL PROTOCOLO DE MONTREAL

A comienzos del decenio de 1970 un grupo de científicos empezaron primero a sospechar, y después a detectar, que un tipo de compuestos químicos llamados halo-carbonos, compuestos que contienen varias combinaciones de los elementos químicos cloro, bromo, flúor, carbono e hidrógeno, producidos por el hombre, podían llegar a la estratosfera y destruir la capa de ozono mediante reacciones químicas. A estos compuestos se unieron otros gases y los clorofluorocarbonos que tenían un comportamiento similar. Su capacidad de destrucción se producía al llegar a la estratosfera. Gracias a las radiaciones ultravioletas provenientes del sol eran capaces de liberar iones de Cloro; uno sólo de estos iones es capaz de destruir 100.000 moléculas de ozono. Todo esto estaba provocando la aparición del denominado agujero de la capa de ozono.

Los clorofluorocarbonos (CFC), los halones y otros halocarbonos son estables, baratos, de fácil almacenamiento y muy versátiles, por lo que empezaron a utilizarse de forma intensiva en la refrigeración, aire acondicionado, producción de espumas, como solventes, esterilizantes y propulsores en aerosol, fumigantes en la agricultura, entre otros usos. Debido además a su bajo coste de producción tuvieron un rapidísimo crecimiento.

La amplitud y el crecimiento del uso de CFC fueron suficiente para suscitar la adopción de medidas urgentes. En 1977 expertos de 32 países se reunieron en Washington para adoptar el "Plan de Acción Mundial sobre la Capa de Ozono". El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) coordinó la elaboración de un convenio marco para la protección de la capa de ozono.

En los años sucesivos la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el PNUMA, coordinaron las evaluaciones científicas que dieron total credibilidad a los planteamientos anteriores: el informe "Atmospheric Ozone 1985" y el descubrimiento en mayo de 1985 del "agujero" en la capa de ozono sobre la Antártida, llevaron a la firma del Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono, que firmaron 46 países el 16 de septiembre de 1987. Se enmendó en 1990, 1992, 1995 y 1997 y es un modelo de concertación entre todos los grupos interesados, países desarrollados y países en desarrollo, gobiernos, diplomáticos, científicos, industria, organizaciones no gubernamentales y ciudadanos preocupados de todos los rincones del planeta.

Gracias al Protocolo de Montreal se ha reducido la concentración atmosférica de las sustancias (SAO) por lo que se está preservando la capa de ozono en la estratosfera que absorbe la nociva radiación solar ultravioleta (UV-B) y reduciendo sus impactos: aumento de casos de cáncer de piel, de patologías oftalmológicas, como las cataratas, efectos perjudiciales para las plantas y la productividad de los animales terrestres y marinos y un incremento en el calentamiento global del planeta.

El agujero de ozono sobre la Antártida a comienzos de septiembre de 2017
El agujero de ozono sobre la Antártida a comienzos de septiembre de 2017

PRESENTE Y FUTURO: AMENAZAS E INCÓGNITAS

En la evolución futura de la recuperación de la capa se abren, sin embargo, nuevas incógnitas, dada la interacción que existe con el cambio climático. Esta interacción es debida a que algunos compuestos químicos, que se sabe están incrementando su concentración en la atmósfera, no solo actúan como gases de efecto invernadero si no que intervienen también en la química del ozono. Además, el cambio climático puede estar ya ocasionando cambios en la circulación atmosférica a escala global que parecen estar modificando los ritmos y la forma de recuperación de la capa de ozono, respecto a lo esperado hace unos años.

La evolución futura de la radiación ultravioleta, y la de sus impactos negativos y positivos en la salud, no solo están ligadas a la evolución de la capa de ozono sino también a la evolución de los aerosoles atmosféricos y la nubosidad, y ésta, en gran medida, está modulada por el cambio climático.

AEMET y el INTA se han encargado de llevar a cabo las actividades más importantes de vigilancia de la capa de ozono y la radiación ultravioleta en España en las tres últimas décadas. Continúan actualmente, y continuarán con esta misión constatando el estancamiento de la destrucción de la capa de ozono, e incluso una incipiente recuperación de la misma.

La vigilancia de la evolución de la capa de ozono y la radiación ultravioleta es uno de los servicios prioritarios que tiene Copernicus por encargo de la Comisión Europea.


RESUMEN DEL ACTO DE CONMEMORACIÓN DEL 30 ANIVERSARIO

El 14 de septiembre, en el salón de actos de la sede central de AEMET, se celebraron una serie de conferencias y mesas redondas para conmemorar el 30 aniversario del Protocolo de Montreal. Los actos conmemorativos se abrieron con el discurso de Javier Cachón de Mesa, Director General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural del MAPAMA. A continuación, Margarita Yela, del Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), perteneciente al Ministerio de Defensa, explicó de forma breve el Protocolo de Montreal.

Posteriormente se celebraron dos mesas redondas. En la primera, moderada por Emilio Cuevas (Director del Centro de Investigación Atmosférica de Izaña, de Aemet) y en la que participaron Margarita Yela, Juan Ramón Moreta (Aemet) y Joaquín Muñoz Sabater (Copernicus), se abordó el enfoque científico del Protocolo de Montreal. En la siguiente, que contó con la moderación de Maj Britt Larka (MAPAMA), Óscar Gonzáliez (MAPAMA), Santiago González Muñoz (Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad) y José Manuel López Aranda (experto de ONUDI) debatieron sobre los impactos positivos del Protocolo sobre la salud, el medio ambiente y la agricultura.

El Presidente de Aemet, Miguel Ángel López, clausuró la jornada con un discurso en el que enfatizó el carácter multidisciplinar con el que desde el principio se abordó el problema del agujero de ozono y cómo dicho trabajo desde distintas vertientes dio sus frutos con el cese de la destrucción de la capa de ozono.

Mesa redonda que abordó el enfoque científico del Protocolo de Montreal
Mesa redonda que abordó el enfoque científico del Protocolo de Montreal
Mesa de debate sobre los impactos positivos del Protocolo de Montreal
Mesa de debate sobre los impactos positivos del Protocolo de Montreal

Puede encontrar más información acerca de la capa de ozono, su importancia, evolución y cómo se vigila desde Aemet en el siguiente documento:

Email
Partager sur Twitter
Toute utilisation et reproduction de l'information est autorisé sous réserve de mentionner AEMETen tant qu'auteur de celle-ci
Application officielle 'El Tiempo de AEMET' (Android et iOS)
Suivez-nous sur Facebook
Suivez-nous sur Twitter
AEMET blog.es
Suivez-nous sur YouTube
RSS