Mi Web
Aplicación oficial 'El Tiempo de AEMET' (Android e iOS)
Contactar - Atención al ciudadano
Mapa web
Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
AEMET blog.es
Síguenos en YouTube
RSS
InicioConocer másBorrascas con gran impacto

Borrasca Dora

La borrasca Dora fue nombrada por AEMET el jueves 3 de diciembre por avisos válidos a partir de las 00 UTC del viernes 4 de octubre, de nivel naranja por rachas de viento en las zonas montañosas de Andalucía oriental, y por fenómenos costeros en Galicia y Cantábrico también de nivel naranja, luego aumentados a nivel rojo en Galicia. Entre las últimas horas del jueves 3 y primeras horas del domingo 6, un frente frío asociado a Dora y la intensa descarga fría posfrontal afectaron a todo el territorio español peninsular, a Baleares, Ceuta y Melilla. Tan sólo Canarias quedó al margen de los efectos de Dora, cuyo centro se movió entre las islas Británicas y el Mediterráneo occidental.

La borrasca Dora a las 00 UTC del día 4 de diciembre, momento de su mayor actividad (imagen RGB de masas de aire)
La borrasca Dora a las 00 UTC del día 4 de diciembre, momento de su mayor actividad (imagen RGB de masas de aire)

Formación y evolución posterior de la borrasca

La borrasca Dora se formó a sotavento de Terranova entre los días 30 de noviembre y 1 de diciembre. Como borrasca muy profunda (menos de 980 hPa en su centro) y activa, atravesó el Atlántico siguiendo la latitud 60ºN hasta situarse al NW de las islas Británicas a primeras horas del día 3. A partir de ese momento su movimiento fue en dirección SE, bordeando el anticiclón de Azores, al tiempo que se iba rellenando. Aunque el centro de la borrasca Dora inicialmente permaneció dentro de las islas Británicas, a lo largo del día 4 el intenso flujo del NW en niveles altos generó una borrasca secundaria a sotavento de los Alpes, en el golfo de Leon, acompañada de un sistema frontal propio. Entre los días 5 y 6 Dora entró en Francia y se rellenó, completando su ciclo de vida, que enlazó sin solución de continuidad con el de la siguiente borrasca con nombre, Ernest.

Los frentes fríos asociados a Dora y a la borrasca secundaria del golfo de Leon y la entrada fría posterior afectaron a la Península y a Baleares entre las últimas horas del jueves 3 y a lo largo de los días siguientes, hasta el domingo 6. Los efectos adversos más importantes fueron el oleaje en el Cantábrico, que dio lugar a avisos rojos por olas de 8 a 9 metros en su parte gallega, las rachas de viento muy fuertes, y las nevadas en zonas montañosas del norte y este, que acumularon grandes cantidades, si bien nevó también en cotas bajas, aunque no muy intensamente.

Evolución de Dora entre las 12 UTC del día 3 de diciembre, cuando recibió el nombre (aunque se formó varios días antes) y las 00 UTC del día 7, ya disuelta sobre Francia
Evolución de Dora entre las 12 UTC del día 3 de diciembre, cuando recibió el nombre (aunque se formó varios días antes) y las 00 UTC del día 7, ya disuelta sobre Francia

Avisos emitidos

El día anterior al nombramiento de la borrasca, el martes 1 de diciembre, AEMET emitió una nota informativa por "temporal invernal". Al día siguiente, miércoles 3, ya nombrada Dora, se emitió un aviso especial en el que describía la situación meteorológica prevista de la siguiente forma:

La cercanía a la Península y Baleares de una extensa borrasca, nombrada Dora, va a provocar un temporal atlántico con viento fuerte, un descenso térmico acusado, mal estado de la mar y precipitaciones, con nevadas en todas las zonas de montaña de la Península y áreas próximas.

Esta tarde, un frente frío asociado penetrará por Galicia y el Cantábrico, esperándose nevadas en el área cantábrica y Pirineos en cotas superiores a los 1100 m. Durante mañana viernes, se espera que las precipitaciones se trasladen hacia el resto de la Península y a Baleares, acompañadas de vientos fuertes de componente oeste. Las temperaturas continuarán el descenso ya iniciado el miércoles y la cota de nieve bajará hasta los 400-800 m dependiendo de las zonas. Se esperan nevadas abundantes en áreas de montaña, con acumulaciones que pueden alcanzar los 15 cm en el área cantábrica y el Pirineo central y, ocasionalmente y de forma puntual, en zonas más bajas de la Meseta. Durante el sábado y el domingo seguiremos bajo la influencia de la masa de aire frío y relativamente inestable, con nevadas menos abundantes y que se irán restringiendo el sábado a zonas de montaña del noreste y sudeste de la Península, y que durante el domingo se podrán extender a otras zonas altas de la mitad norte.

Esta situación producirá también mal estado de la mar. A partir de la tarde de hoy jueves, se espera temporal de viento y mar en los litorales gallego y cantábrico. El viento del oeste o noroeste arreciará en Galicia y el Cantábrico hasta alcanzar temporalmente la fuerza 7 u 8, con rachas muy fuertes. La mar combinada del noroeste aumentará hasta alcanzar los 8 a 9 m en los litorales noroeste y oeste de A Coruña y los 5 a 8 m en el resto del litoral gallego y en el litoral cantábrico. Se espera que el temporal amaine en la segunda mitad del domingo día 6. En los litorales mediterráneos de Cádiz y Ceuta, el viento del noreste y oeste arreciará a fuerza 7 durante la mañana del viernes, amainando en las primeras horas del sábado.

Durante el lunes y martes de la semana que viene, es probable la llegada de nuevos centros de bajas presiones desde el Atlántico que pueden dar lugar a un nuevo episodio de precipitaciones generalizadas y vientos fuertes.

Se emitieron avisos de nivel rojo por mar combinada de 8 a 9 m en las costas de la A Coruña para los días 4 y 5, y naranjas por fenómenos costeros de viento y mar en el resto de las costas gallegas y del Cantábrico, que continuaron el día 6.

Se emitieron  además avisos de nivel naranja por rachas de viento superiores a 90 km/h, válidos para el día 4, en zonas altas de Andalucía oriental y de Albacete, así como en Melilla, relacionados con el paso del primer frente frío.

El día 5 hubo avisos de nivel naranja por nieve acumulada en 24 horas superior a 20 cm en la cordillera Cantábrica de Asturias y León y en el Pirineo de Huesca, y de 5 cm en las Cinco Villas de Zaragoza, avisos continuados el día 6, cuando se ampliaron al Pirineo de Navarra.

También se emitió un aviso naranja por temperaturas mínimas inferiores a -10 ºC en el Pirineo de Lleida y valle de Arán el día 4.

Composición nacional radar entre las 15:00 UTC del día 3 y las 00:00 UTC del día 7
Composición nacional radar entre las 15:00 UTC del día 3 y las 00:00 UTC del día 7

Principales impactos

El efecto más destacado de Dora fueron las nevadas, que cubrieron casi todos los sistemas montañosos y sus inmediaciones, con acumulaciones especialmente importantes en la cordillera Cantábrica. 

En cuanto a las rachas de viento, se superaron los 100 km/h en numerosos puntos del Cantábrico, llegando hasta 133 km/h en Estaca de Bares los días 3 y 4, y los 90 km/h en zonas altas del norte y del este peninsulares, así como en Baleares.

Las lluvias fueron persistentes en el Cantábrico durante todo el episodio, con acumulaciones superiores a los 100 mm en el litoral occidental asturiano

 

 

Variación del espesor de la capa de nieve (en mm equivalentes de agua) durante los días 3, 4 y 5, según modelo HRES-IFS del ECMWF
Variación del espesor de la capa de nieve (en mm equivalentes de agua) durante los días 3, 4 y 5, según modelo HRES-IFS del ECMWF
Algunos tuits emitidos en relación con la borrasca Dora
Algunos tuits emitidos en relación con la borrasca Dora
Email
Compartir en Twitter
© AEMET. Autorizado el uso de la información y su reproducción citando a AEMET como autora de la misma.
Aplicación oficial 'El Tiempo de AEMET' (Android e iOS)
Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
AEMET blog.es
Síguenos en YouTube
RSS