InicioNoticiasDetalle

El año hidrológico 2012-2013 ha sido muy húmedo en la mayor parte de España

04/10/2013  El año hidrológico 2012-2013 ha sido muy húmedo en la mayor parte de España, con una precipitación media acumulada en el conjunto del mismo que ha alcanzado los 799 mm., lo que supone en torno a un 23% más que el valor normal. La anomalía positiva de precipitaciones del año ha resultado especialmente significativa en amplias zonas del tercio sur peninsular y en un área del alto Ebro.

Si se considera la distribución geográfica de las precipitaciones acumuladas en el conjunto del año hidrológico (ver mapa adjunto),  se observa que éstas solo han quedado ligeramente por debajo de los valores normales en un área en torno al centro peninsular, así como en el extremo sureste peninsular, en la zona central de la comunidad de Valencia, en las islas orientales del archipiélago canario y en pequeñas zonas de Castilla y León y Cataluña. En el resto de España los totales acumulados superan a los correspondientes valores medios, llegando la diferencia sobre dicho valor medio a superar el 50%  del mismo en dos extensas zonas, una que abarca el sur de Castilla-La Mancha y gran parte del centro y este de Andalucía y otra de tamaño algo menor que incluye Navarra, nordeste del País vasco, parte de La Rioja y extremo noroeste de Aragón.

Año hidrológico 2012-2013
Año hidrológico 2012-2013

En lo que respecta a la distribución de las precipitaciones a lo largo del año hidrológico, el primer trimestre del mismo (octubre-diciembre) fue muy húmedo en general, debido sobre todo a las copiosas lluvias de los meses de octubre y noviembre, de forma que a finales de diciembre la precipitación promediada sobre España superaba en más de un 20% su valor normal. Este trimestre resultó especialmente húmedo resultó en el valle del Ebro, en las islas occidentales de Canarias, en el nordeste de Andalucía y en el sureste de Castilla-La Mancha, mientras que por el contrario fue más seco de lo normal en el centro peninsular y en el norte de Cataluña y Castilla y León.

Los meses de enero y febrero de 2013, fueron relativamente húmedos, con una precipitación media mensual a nivel nacional que, en el conjunto de ambos meses, superó en un 25% al correspondiente valor medio normal, por lo que a finales de febrero las precipitaciones acumuladas desde el 1 de octubre seguían superando el valor normal en más de un 20%.  Este superávit relativo de precipitaciones se incrementó notablemente en el mes de marzo, que se caracterizó por su excepcional pluviosidad. Se trató del marzo de mayor precipitación media en España, al menos desde el año 1947 y las precipitaciones excedieron del triple del valor medio en toda España, con excepción de las regiones de la franja norte peninsular, así como las de la franja mediterránea, Baleares y parte de Canarias. En numerosos observatorios, repartidos por las comunidades de Asturias, Castilla y León, Madrid, La Rioja, Castilla-La Mancha, Extremadura y Andalucía fue el mes de marzo más húmedo desde el inicio de las respectivas series históricas. Debido a estas circunstancias, a fecha 31 de marzo, cuando se cerraba la primera mitad del año hidrológico, las precipitaciones acumuladas en el conjunto de España superaban en un 47% el correspondiente valor medio.

El trimestre abril-mayo-junio fue en conjunto ligeramente más seco de lo normal, con unas precipitaciones que se situaron en promedio un 13% por debajo de lo normal. Estas precipitaciones se distribuyeron de forma muy desigual, de modo que este período resultó relativamente húmedo en las regiones de las vertientes Cantábrica y Mediterránea así como en Baleares, mientras en el resto de España fue un trimestre seco,  especialmente en Canarias y en el suroeste peninsular, donde las precipitaciones quedaron por debajo del 50% del valor medio. A finales del mes de junio el superávit relativo de precipitaciones sobre el valor medio se había reducido hasta el 29%.

El último trimestre del año hidrológico julio-septiembre fue, como el anterior,   ligeramente seco, con unas precipitaciones medias que quedaron en torno al 10% por debajo de lo normal.  Las precipitaciones superaron los valores medios en el tercio sur y en el oeste de Castilla y León, mientras que el trimestre fue muy seco en general en las regiones cantábricas, norte de Galicia, franja costera mediterránea y algunas áreas de centro peninsular y de los dos archipiélagos. A lo largo de estos meses el superávit de precipitaciones frente a la media siguió disminuyendo muy lentamente hasta llegar al 23% con el que se ha cerrado el año.

Compartir:  
© AEMET. Autorizado el uso de la información y su reproducción citando a AEMET como autora de la misma.